Otras noticias

thum-simon-bolivar3thum-consejo-medellinthum-consejo

Otras noticias

Otras noticias (10)

Oficina de la ONU para los Derechos Humanos, 
preocupada por aumento de la violencia en contra de líderes, lideresas,
defensores y población que habita zonas rurales
 
Bogotá, 2 de diciembre de 2016

 
 
 
La Oficina en Colombia del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos ha observado durante el año 2016 una violencia persistente en contra de las personas que ejercen la labor de defensa de los derechos humanos en el país, en particular de quienes habitan zonas rurales.
 
Al 30 de noviembre de este año, la Oficina monitoreó con varias fuentes en terreno 35 atentados y 52 homicidios en contra de líderes y lideresas defensoras de Derechos Humanos. Cinco casos más de homicidios  se encuentran aún bajo nuestro análisis, y todos los casos están siendo trabajados a través del mecanismo establecido entre la Oficina y la Fiscalía.
 
Con preocupación, la Oficina observa que el 75 por ciento de las víctimas de homicidio desarrollaban su actividad en ámbitos rurales, y que los métodos de asesinatos y atentados manifiestan mayor grado de sofisticación para encubrir a los autores intelectuales.
 
El primer Acuerdo de Paz se firmó el 26 de septiembre. Desde esa fecha hasta hoy, han ocurrido 13 de los 57 homicidios registrados por la Oficina en 2016. Siete de ellos tuvieron lugar en áreas rurales –incluidos los homicidios recientemente perpetrados en Meta, Caquetá y Nariño- en donde las FARC-EP tenían presencia histórica, y están retirándose.
 
La Oficina observa la confluencia de dos características comunes en las áreas rurales donde han ocurrido estos homicidios:
 
1.     Por una parte la presencia histórica de las FARC-EP, quienes ante la firma del primer Acuerdo de Paz,  iniciaron su traslado hacia las zonas de pre agrupamiento, dejando un vacío en sus sitios históricos, donde actuaban imponiendo un “orden”.
 
Este vacío dejado por las FARC-EP, se profundizó ante la ausencia integral del Estado. Por ejemplo, si hay un problema entre vecinos, antes lo “regulaba” la FARC-EP, hoy lo “regula” la persona más fuerte, mediante el empleo del uso de la fuerza.
 
2.     En segundo lugar, en todas las zonas afectadas por la violencia en Colombia existen pocas alternativas económicas para la supervivencia de las personas, lo que ha llevado a la existencia de economías ilegales, como cultivos ilícitos y minería ilegal.
 
El vacío dejado por las FARC-EP, aunado a la presencia de economías ilícitas, ha favorecido  el surgimiento y expansión de todo tipo de criminalidad, incluyendo la entrada de otros grupos al margen de la ley, quienes se disputan el control de estas economías, afectando los derechos de las personas.       
 
 
“Hemos recaudado y analizado mucha información, recogida directamente por mi Oficina, que denota que el aumento de la violencia en contra de líderes, defensores y defensoras está relacionado con:
“a. El vacío dejado por las FARC-EP en áreas rurales
b. La ausencia del Estado
c. La percepción de ciertos actores que ven a los defensores y defensoras de derechos humanos como obstáculos para lograr sus intereses económicos y políticos
d. La estigmatización contra los y las defensoras
e. El uso de la fuerza para regular conflictos, por parte de la población
f. La disputa entre grupos al margen de la ley por el control de economías ilegales en esas zonas
g. Las pocas posibilidades económicas de subsistencia”, explicó Todd Howland, representante en Colombia del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.
 
La Oficina observó que esta dinámica de violencia no solo afecta a los líderes, defensores y defensoras, sino también a la población en general, situación que se agudiza por las condiciones de pobreza y marginación históricas, y por la falta de presencia institucional que persiste en zonas rurales de por los menos 22 departamentos del país. La Oficina ha observado este año que los departamentos más afectados por los homicidios contra defensores son Cauca, Antioquia, Norte de Santander y Valle del Cauca.
 
La Oficina reitera que el Estado colombiano debe garantizar la protección y seguridad de la población en general incluyendo a las y los defensores en el contexto actual, en especial por la importancia de su rol para la construcción de la paz y  la consolidación de una sociedad democrática. Estigmatizar a las defensoras y defensores, y señalarlos como colaboradores de grupos al margen de la ley, los pone en alto riesgo y obstaculiza su labor.
 
La Oficina convoca al Estado para que haga presencia integral en las áreas rurales, estableciendo una relación de confianza con las comunidades, y a que ponga en marcha políticas públicas para la materialización de los derechos económicos, sociales y culturales de la población, que permitan superar las causas estructurales de la violencia.
 
La Oficina urge a las entidades competentes del Estado –entre ellas: Alcaldías, Gobernaciones, Ministerios del Interior y a la Unidad Nacional de Protección- a que implementen políticas de prevención del riesgo, adopten medidas idóneas y eficaces para garantizar la vida y la seguridad de las personas, e incluyan y promuevan la participación de las comunidades a nivel político y económico.
 
La Oficina además insta al Ministerio de Justicia para que implemente el Programa de Sistemas Locales de Justicia para Gestionar Conflictividad Social, el cual permitirá comenzar a llenar  los vacíos en las zonas que dejan las FARC-EP, estableciendo mecanismos de convivencia y resolución de conflictos de acuerdo con la normatividad establecida en Colombia.
 
La Oficina llama a la Defensoría del Pueblo para que se fortalezca y despliegue defensores comunitarios en todas las zonas rurales donde la FARC-EP está dejando el territorio.
 
La Oficina insta a la Fiscalía General de la Nación, para que  continúe con su labor de priorización e impulso de las investigaciones que permitan identificar y sancionar a los autores intelectuales de los homicidios perpetrados, sin limitarse al autor material, al igual que a esclarecer los contextos y móviles en los cuales se producen los homicidios para brindar una respuesta integral.
 
Finalmente, la oficina exhorta a la Fuerza Pública a seguir fortaleciendo mecanismos internos  de supervisión y control, que promuevan la transparencia y el desarrollo adecuado de su actividad de conformidad con los estándares internacionales de derechos humanos.

 

Manifiesto

#AcuerdoYa


Nosotros y nosotras, personas de la ciudad y del campo, que no representamos a ningún partido, ni hacemos parte de la institucionalidad, actuamos de manera libre y organizada, con un sentido incluyente y pacífico.

Nos juntamos en la Plaza de Bolívar a exigir la paz ahora y que se respete el cese bilateral al fuego!

Somos un reloj de tiempo que va marcando los días, las horas y los minutos que perdemos y en los que podemos rescatar el acuerdo.

No podemos retroceder en el esfuerzo para llevar el enfrentamiento de las balas al de las ideas.

Nuestra razón movilizadora, nuestro espíritu han sido y son las víctimas. Ellas han sido el ejemplo de perdonar y de avanzar, el ejemplo que queremos replicar.

Estamos aquí para:

1. Exigir un acuerdo YA!

2. El respeto al cese bilateral al fuego.

El campamento no se levanta hasta que tengamos seguridad de que el acuerdo se va a implementar.

Invitamos a todas y todos a que vengan a la plaza de Bolívar y a que en todo el país se sumen a esta iniciativa.

 

Comunicado del Campamento Permanente por la Paz

 

Nosotros somos hombres y mujeres, indígenas, afrodescendientes, campesinos, víctimas, estudiantes, profesionales, artistas y activistas, que sin haberlo planeado con anticipación hemos pasado ya siete días y ocho noches en la Plaza de Bolívar unidos por los mismos principios y la misma esperanza de que en un futuro muy próximo Colombia pueda vivir en paz. Desde la creación de este Campamento por la Paz en nuestro manifiesto acordamos que nuestras exigencias son: el cese al fuego bilateral y un acuerdo ya, que no implique retrocesos en derechos humanos ya acordados previamente.

Ni la lluvia, ni el frío, ni el sol nos han detenido; ni lo harán. Esto ha unido a miles de colombianos en el país y en el extranjero a formar parte de este tejido, en el que cada uno es un eslabón fundamental de la cadena. Muchos han apoyado a través de donaciones, de mensajes de aliento, cariño y atenciones. Todo el apoyo que hemos recibido solo demuestra una cosa: nosotros queremos lo mismo que Colombia. Es por ellos que estamos aquí.

Por eso, a una semana de la primera carpa en Plaza de Bolívar, solicitamos lo siguiente:

1. Que el cese al fuego bilateral y definitivo se mantenga hasta que los integrantes de las FARC-EP (en el marco de la implementación del Acuerdo Final) hayan hecho la dejación de las armas.
2. Que el Presidente Santos de a conocer una hoja de ruta concreta para destrabar la implementación de un Acuerdo Final antes del 31 de octubre de 2016.
3. Que el gobierno convoque un mecanismo de participación para este año 2016, con veeduría nacional e internacional para que este proceso esté enmarcado en la verdad y honestidad, que una decisión de este nivel histórico demanda.

Reiteramos, como lo hemos hecho todos estos días, que solo levantaremos el Campamento por la Paz cuando nuestras exigencias tengan una respuesta concreta.

¡Ni un paso atrás! ¡Queremos la Paz!

@CampamentoPaz

Foto: AFP.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Señores:

Juan Manuel Santos C

Presidente de la República

Frank Joseph Pearl G, José Noé Ríos M, Jaime Avendaño L, Eduardo Herrera B, Paola A Celis S,Juan Esteban Ugarriza

 

Negociadores del Gobierno Nacional ante el ELN

Señores:

Nicolás Rodríguez Bautista

Comandante el ELN

Antonio García, Pablo Beltrán, Omaira Elena Vázquez, Manuel Gustavo Martínez, Jaime Torres, David Cañas Cajiao

 

Señores:

Dag Nylander, Hilde Salvesen, Torleif Kveim

Garantes Gobierno de Noruega

Juan Meriguet

Garante Gobierno de la República de Ecuador

Carlos Eduardo Martínez, Ramón Rodríguez C, Carola Martínez

Garantes Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela

Raúl Vergara Meneses

Garante República de Chile

Rodolfo Benítez V, Abel García R

Garantes República de Cuba

 

Respetadas y respetados negociadores de paz y garantes proceso de paz gobierno nacional-ELN.

Reciban ustedes el mayor reconocimiento de parte de la sociedad colombiana por los esfuerzos adelantados en la búsqueda de la paz y la reconciliación nacional.

Desde hace varias décadas, la sociedad colombiana ha venido manifestando su exigencia y compromiso con la búsqueda del fin del conflicto armado interno y la construcción de la paz integral a través de una diversidad de manifestaciones: en octubre de 1996, los niños y niñas manifestaron en las urnas la necesidad de que los adultos respetaran sus derechos, en especial los derechos a la vida y a la paz, en 1997, diez (10) millones de colombianos y colombianas mandatamos el fin del conflicto armado y el cese de todas las acciones en contra de la población civil y desde 1987 de manera ininterrumpida, importantes sectores de la sociedad colombiana organizamos y participamos de la Semana por la paz. Foros, marchas, seminarios, encuentros, actos culturales, caminatas, actos simbólicos, procesos de resistencia por la paz, procesos de participación ciudadana por la paz, etc., han marcado el accionar multicolor de la sociedad colombiana por la paz integral y la reconciliación en las últimas tres décadas.

El 30 de marzo del presente año, el Gobierno Nacional y el ELN dieron a conocer la agenda a través de la cual se llegaría a un acuerdo para ponerle fin a la confrontación armada entre el ELN y el Estado colombiano y para acordar las transformaciones políticas en búsqueda de una Colombia en paz y equitativa. Hecho que generó gran expectativa por el compromiso político, social y humanitario de las partes haciendo eco de la voz de la sociedad y el clamor de las víctimas.

Estamos ad portas del cierre definitivo del conflicto armado interno con las Fuerzas Armadas Revolucionarios de Colombia FARC – EP y la posibilidad que esto mismo suceda con el ELN. Como siempre, desde la sociedad civil, nos preparamos para respaldar, apoyar y participar con iniciativa y sin vacilaciones en los escenarios que para ello disponga la mesa de conversaciones y recibimos con beneplácito el papel que se le asigna dentro de los seis puntos acordados, a la participación ciudadana y comunitaria y el tratamiento a los derechos de las víctimas.

Para el desarrollo de la agenda las partes se han comprometido con el pueblo colombiano públicamente y sin otras consideraciones a:

1. Instalar una mesa de conversaciones pública en Ecuador

2. Las sesiones de la mesa se realizarán en Ecuador, Chile, Brasil y Cuba. Estos países junto con Noruega serán los garantes.

3. Adelantar conversaciones directas e ininterrumpidas entre las delegaciones de Gobierno y el ELN

4. Ejecutar con la mayor celeridad y rigurosidad la agenda

A cuatro (4) meses de haberse firmado dicho acuerdo y de haber sembrado la esperanza en un futuro mejor sin violencia en la política con el anuncio del pronto inicio de la fase pública, nos llena de incertidumbre y desconsuelo que dichas promesas pactadas bajo el testimonio de delegados de los países garantes, no se hayan materializado aún.

Somos conscientes que las partes mantengan diferencias sustanciales tanto políticas como ideológicas, y que atreverse a adelantar diálogos de paz en medio de la confrontación, siempre pondrá sobre la mesa y fuera de ella, algún tipo de reclamo, sobre todo, si dicha confrontación, como es el caso, afecta a la población civil.

Señoras y señores, ya ustedes han pactado una agenda, ya se han construido unas confianzas, ya el proceso cuenta con gobiernos amigos que sirven de anfitriones y garantes, y hay un pueblo que cada día se convence más de las bondades de las negociaciones de paz. De Ustedes depende que esta sociedad que ha soportado la exclusión y la violencia, crean en la posibilidad real de un país mejor como proyecto nacional.

Hoy más que nunca, estamos convencidos que la solución pacífica y negociada del conflicto armado es posible. Este es el único camino que nos conducirá prontamente a la reconciliación, pues posibilitará la generación de espacios democráticos para las transformaciones sociales, económicas y políticas que requiere el país.

Frente a la dilación en la instalación de la mesa pública de conversaciones, los instamos a: retomar los canales de entendimiento; dar inicio, conforme fue su promesa pública, a las conversaciones directas e ininterrumpidas; tratar en un escenario propio de la mesa, de forma expedida y sin aplazamientos, las diferencias y la búsqueda de acuerdos encaminados a excluir a la población civil del conflicto armado; desescalar la confrontación armada y verbal, garantizando la vida, la dignidad y la libertad de los colombianos frente a conductas tales como el secuestro, la desaparición forzada, los ataques contra la población y su infraestructura económica y la judicialización de la protesta social; y, promover un ambiente de respeto de la participación ciudadana y comunitaria sin calificativos o señalamientos. Al instalarse la mesa podría iniciar la conversación, abordando el tema de situaciones y dinámicas humanitarias.

En estos momentos, cuando el país se prepara para votar el plebiscito refrendatario del Acuerdo Final de la Mesa de La Habana, el inicio de la fase pública de las negociaciones Gobierno-ELN, se convertiría en un potente dinamizador de la participación de la sociedad civil en la búsqueda de la paz completa y sostenible, viabilizando un elemento medular de su negociación específica.

El llamado es a retomar sin vacilaciones la senda del entendimiento civilizado, de la negociación de la agenda pactada y de las garantías para una cabal participación de la sociedad en el proceso.

Atentamente,

Red Nacional de Iniciativas Ciudadanas por la Paz y Contra la Guerra – REDEPAZ, Iniciativa de Mujeres por la Paz-IMP, Pastoral Social de la Conferencia Episcopal de Colombia, Campaña Colombiana contra Minas antipersonal, Corporación Nuevo Arco Iris, Confederación General del Trabajo-CGT, Corporación “Aguachica Modelo de Paz”, Fundación para la Paz de La GuajiraFUPAZGUA, Red de Madres Por la Vida, Red de Mujeres de Montes de María - NARRAR PARA VIVIR, Confederación Nacional de Acción Comunal, Fundación Paz y Reconciliación, Asociación Viudas víctimas de la violencia unidas por la paz - VIUNPA, Fundación para el Desarrollo Humano Comunitario –FUNDEHUMAC, Movimiento social discapacidad Colombia – MOSODIC, MENCOLDES, Asociación ABC-PAZ, Fundación para la Reconciliación, Colectivo de Abogados José Alvear R – CAJAR, Fundación Domo Internacional para la Paz – DOMOPAZ, SISMAMUJER, Instituto Popular de Capacitación – IPC, Campaña “Por una paz completa”, Programa “Puentes para la paz”, Casa de paz para la mujer, Corporación de mujeres víctimas del conflicto armado “Cacica Guaitipan”, Asociación de jóvenes por el Guaviare, Procesos comunales por el Caquetá, Asociación de mujeres campesinas cabeza de familia y empresarias “CAFÉ”, Mesa por la Vida de Medellín, Corporación Las Sabinas, Fundación TierraPatria, Asociación de mujeres tejiendo paz con justicia social de Magangué, Organización Waywmunsurat “mujeres tejiendo paz”, Fundación Nueva Tierra, Asociación Afrocolombiana Damos Vida, Fundación para la paz del sur de Colombia “Bitácora Ciudadana”, Fundación Aldea Global, Madres por la Vida de Buenaventura, Fundación Manglares y Raizales del Pacífico, Consultiva de mujeres distrital-Buenaventura, Red de mariposas construyendo futuro, Consejo Comunitario La Gloria, Mesa de Víctimas de Buenaventura, Asociación de mujeres lideresas del pacífico colombiano ASOLIPNAR-Nariño, Cabildo Indigena Popayán de Canalete, JAC vereda punta verde de Planeta Rica, Fundación Sin Fronteras, Red de organizaciones sociales de mujeres de cordoba ROSMUC, CETAP Montería estudiantes de la ESAP Córdoba, Consejo Comunitario de familias afrodescendientes de Tierralta, Fundación Integral Tierralta construye paz, Jóvenes constructores de paz de Redepaz, Resguardo Indigena Zenú Alto San Jorge, Fundación Zenderos, Corporación Vida en Primavera - CORVIPRI, Un Millon de Mujeres de Paz, Fundación TAPISKA, Asociación de mujeres víctimas de Bolívar, Organización Tejiendo Paz con Justicia Social, Asociación de víctimas de Tiquisio Nuevo, Asociación de Víctimas de San Fernando-Bolívar, Asociación de víctimas La Prosperidad, Proceso Ciudadano por Tiquisio, Asociación de desplazados de Quebrada del Medio, Asociación Nacional de VictimasGERMINAR, Asociación de Víctimas NAZAKIWI “El poder de la Unión”, Asociación NASA, Mesa por la convivencia y la Paz de Nococlí, Asociación de Trabajadores Campesinos del Carare-ATCC, Movimientos Campesinos Sin Tierra- Comuneros de Santander, Escuela Popular Constituyente de Antioquia, Ataco sujeto de Reparación, Asamblea Municipal Constituyente del Retiro, Asamblea Municipal Constituyente de La Argentina, Mesa de Participación de Víctimas San Juan Nepomuceno, Corporación TRANSFORMANDO, Corporación PRODESAR, Corporación CORFACOL, Asociación para la reconciliación paz y amor para la sociedad ARPAS, Fundación AFRODEVIC-GIRON, Asociación de desplazados de Lebrija, Red Regional Agua para la Vida departamento de Santander, ASODEVIMO, Asociación MOGOTES PUEBLO SOBERANO (primer premio nacional de paz), Asociación Acueductos Veredales de Santander, METNCORPADES, Asociación Colombiana por la reconciliación y la paz de las víctimas del conflicto armado- REVPAZ, Fundación para una Nueva Vida - FUNUVIDA.

Iván Cepeda V, Jhon Jairo Salinas, Luis Eduardo Celis, Gladys Stella Macías, Álvaro Jiménez M, Luis I Sandoval M, Yolanda Zuluaga, Luis Emil Sanabria D, Mons. Héctor Fabio Henao, María Fernanda Carrascal, Jaime Gutiérrez Ospina, Alba Luz González Martínez, Carlos Mario Perea Restrepo, Rafael Mesa P, Jesús Vargas A, Dorys Ardila, P. Leonel Narváez, Ana Teresa Bernal M, Adriana Rodríguez, Luis Guillermo Pérez, José Manuel Menco, Aldemar Díaz Zúñiga, Alfonso Romero, Jhon Elver Berrio, Mario Alejandro Lemus M, Ramiro Reyes, Orlando Zapato, Baltazar Castañeda, Lucindo Vidal, Fidel Noguera, Armando Herrera, Rafael Mesa P, Oscar Goyeneche, Ofelia Afanador C, Carlos Alberto Monsalve, José Jaimes Gutiérrez, H. Gabriel Rondón O, Jaime Zuluaga, Jaime Galarza S, Jefferson Jaramillo, José Aristizabal.

 

Remite: Carrera 10 N° 19 – 65 oficina 905, Bogotá D.C.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Luis Emil Sanabria Durán Representante Legal - REDEPAZ

Este espacio denominado Liceo Artístico “Puntadas de Amor”, permitirá que los integrantes de la comunidad a través del arte logren tejer un autoconocimiento colectivo, propiciando la reflexión, la crítica y la creatividad. Este ejercicio les permitirá fortalecer la identidad, así como legitimar sus historias y sus valores, proyectando la forma de vida de la comunidad dentro y fuera de ella. Así mismo, Fortalece la memoria que alimenta sus aspiraciones para el futuro.

La Fundación para el Desarrollo Humano Comunitario, (FUNDEHUMAC), a través del arte, encontraron que la pintura es una guía de comunicación donde todas y todos los ciudadanos puedan expresar el sentir vivido como consecuencia del conflicto armado en Colombia, tales como: El dolor, la frustración, la traición, igual las esperanzas, los sueños y los proyectos de vida.
Para ello, Fundehumac ha desarrollado y trabajado en ese tejido de amor, el cual se ha convertido en un aprendizaje colectivo de perdón y reconciliación y paz. “…Hemos ido tejiendo desde mi YO, hacia todas las personas que se identifican como tejedoras de sueños, esperanzas, amor y paz por Colombia” agregó Alba Lucia Varela, Directora de la Fundación para el Desarrollo Humano y Comunitario, FUNDEHUMAC.

Este proceso le ha permitido a Fundehumac contar con aliados como el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, PNUD, a través sus programas como el Fondo de Justicia Transicional. También, REDEPAZ, la Fundación Bolívar-Davivienda-Zuana, Magdalena Foundation Inc, Amigos de Colombia y personas naturales nacionales e internacionales. Logrando importantes avances en temas de relacionados con la reivindicación de los derechos de las víctimas de conflicto en el departamento de Magdalena.

Uno de los resultado de este trabajo ha sido “La Tejedora” que “puntada a puntada”, está tratando de unir esos retazos del ser humano, rotos por el dolor de la violencia del Departamento del Magdalena, especialmente en la ciudad de Santa Marta y los municipios de Ciénaga, Aracataca, Reten, Fundación, Santa Rosalia, Zona Bananera, Guachaca, así como los hermanos mayores de la etnia Wiwa pertenecientes a la Sierra Nevada de Santa Marta.

El símbolo “La Tejedora” fue seleccionada por el Fondo de Justicia Transicional del PNUD y el Centro Nacional de Memoria Histórica entre 87 iniciativas presentadas entre 2011 y 2012, por las diferentes organizaciones que conforman la Red de Víctimas que pertenecen al Proceso de Articulación y Fortalecimiento de Redes territoriales de Víctimas que lidera el Fondo de Justicia Transicional del Área de Paz del PNUD.

Por lo anterior, el próximo 9 de Julio a las 9 am en el marco de la entrega de auxilios para jóvenes de estudios superiores, que viene apoyado Magdalena Foundation Inc, se inaugurará el Liceo Artístico “Puntadas de Amor” junto con el Museo Comunitario en el barrio Villa del Carmen, calle 29c No 18ª1-21 en la ciudad de Santa Marta.

La Fundación para el Desarrollo Humano Comunitario con sus acciones continúa tejiendo un mejor mañana para Colombia.

Para Mayor Información comuníquese con Alba Lucia Varela M.tel 4200622 - 3103525354 o al Correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.">

 

Acuerdo en 6 bloques temáticos:

1. Garantías: plenas garantías para el derecho a la protesta social
protocolos de actuación de la fuerza publica en las movilizaciones
garantias individuales y colectivas para la cumbre agraria y sus organizaciones
la comisión de alto nivel para el tema carcelario

2. Paz participación y derechos humanos
- fortalecer la participación de los movimientos sociales y la Cumbre Agraria para la construcción de la paz
- avanzar para la pedagogía par la paz, fortaleciendo las cumbres de paz
-Apoyar la implementación de 3 experiencias para la recuperación de la armonia territorial

- compromiso de combatir y judicializar el paramilitarismo
- una politica publica de comunicaciones para las culturas étnicas
- comprommiso de audiencias publicas en el cngreso para presentar como cumbre sus propuestas frente al modelo economico y politico
- Ruta para trabajar derechos economicos y sociales
- Compromiso de gobierno de audiencias publicas para la construcción de la reforma tributaria.
La UARIV se compromete a crear una Coordinación Nacional Étnica, para incorporar el componente diferencial y garantizar los derechos de los grupos étnicos en los procesos de implementación, ajuste y reformulación de la Política Nacional de Atención y Reparación de Víctimas.

3. Tierras, territorios

- reconocimiento del campesinado como sugeto de derechos y sus figuras territoriales
- gestionar la inclusión de la categoria en el próximo censo territorial
- Cumplimiento de las sentencias y recuperaciones de tierras para comunidades étnicas
- para los pueblos indígenas se designarán paara programa de adquisión de tierras, delimitación demarcación de territorios ancestrales
- Garantizar equipos técnicos
-recursos para evacuar 400 expedientes de legalización de pliegos
-un comite de seguimiento a acuerdos pactados
- para comunidades afros: proceso de evaluación del censo nacional agropecuario
- Comisión de gobierno y la cumbre para elaborar y construir la metodologia y presupuesto que conduzca a la caracterización de los territorios afros participantes en la Cumbre.
-se diseñará un plan de choque para titulación colectiva en trámite y compras de tierras en procesos
- fortalecimiento de los consejos comunitarios para la construcción de los instrumentos de gobierno propio en os territorios.

4. Acuerdos Incumplidos:

- para los pueblos indígenas se acordo en avanzar en los acuerdos firmados en el marco de la Mesa Permanente de Concertación en terminos del sistema general de participación, sistema general de regalias, plan nacional de desarrollo.

- Avanzar en el cumplimiento de desembolsos pendientes en el marco de los proyectos productivos de la cumbre y ministerio de agricultura.

5. Minero Energético:
- comisión para revisar los titulos de exploración y explotación minero energetica y represas.
- Mecanismos para el cumplimiento de sentencias de la corte que defiienden las fuentes hidricas y paramos
- La revocatoria de las areas mineras estrategicas
-Foros y audiencias públicas para hablar del modelo minero - eergético.

6. Relación Campo Ciudad

- se agendó reunión con ministros para el viernes 17 de junio donde se plantearan los debates politicos y se coonstruira una ruta de acuerdos y metodologías sobre el tema campo - ciudad

La Lizama santander, vía bucaramanga - baranacabermeja

- Frente al tema del epicentro de negociación fue en el cauca, la minga tuvo carácter y presencia permanente en el todas las regiones del país, cerca de 27 departamentos, mas de 80 puntos de movilización, miles de personas en movilizaciones en las principales ciudades del país, la respuesta y apoyo de la comunidad internacional en paises como chile, argentina, honduras, venezuela, bolivia, ecuador así como el llamado de organismos internacionales frente al respeto de los derechos humanos como el parlamento europeo, wola, la corte interamericana de derechos humanos entre otros organismos que alzaron su voz frente a la Minga en Colombia.

Les compartmos la exigencia de la fundación Grupo de Acción & Apoyo a Personas Trans - GAAT, al Estado colombianos para que dé cumplimiento a sus obligaciones en materia de respeto, protección y garantía de los Derechos Humanos de todas las personas Trans en nuestro país, tras los hechos ocurridos el pasado 22 de mayo, donde dos mujeres Trans, defensoras de Derechos Humanos de la Fundación GAAT fueron víctimas de violencia policial, por parte de Agentes del CAI de Lourdes de la Policía Metroplitana de Bogotá. 

Reconocer las insurgencias políticas y adelantar diálogos para superar el enfrentamiento armado representa un paso fundamental en la vida de un País.

Redepaz, con muchos sectores sociales, políticos y comunidades territoriales, por décadas ha demandado la salida política del conflicto armado interno. Por ello, nos alegra muchísimo que Gobierno y ELN hayan dado por terminados los diálogos exploratorios e instalado los diálogos formales y públicos con base en una agenda pactada.

Importa mucho que los diálogos se realicen ágilmente, se armonicen con las conversaciones y acuerdos Gobierno FARC – EP, en La Habana, y se realicen en un contexto de cese bilateral de fuegos y hostilidades.

La agenda de superación del conflicto armado no se confunde con la agenda de construcción de paz de la sociedad. El movimiento social de paz rodea la primera, para que salga adelante, al tiempo que configura autónomamente la propia con los objetivos de cambio y transformación que considera pertinentes.

Reconocemos el importante papel de los Países facilitadores y celebramos que la delegación del ELN desde ya tenga la participación de la mujer. Demandamos que también la delegación del Gobierno incluya mujeres en su equipo de negociación.

Redepaz hará todo lo que esté a su alcance para el éxito de los diálogos de paz con todos los grupos insurgentes y el logro de una paz completa en el menor tiempo posible.


Presidencia Colegiada de REDEPAZ: Jesús Vargas Archila, Gladys Stella Macías, Luis Emil Sanabria Duran, Luis Sandoval.

Bogotá,D.C. Marzo 30 de 2016.

Bogotá, 29 de febrero de 2016. Preocupa a Redepaz que a estas alturas, cuando están tan avanzadas las conversaciones con las FARC -EP, la mesa de diálogo siga coja porque aún no están en marcha las conversaciones formales con el ELN.

Se entiende que cada movimiento insurgente adelanta su proceso de conformidad con sus características y según el acuerdo particular que establezca con el gobierno. Se visualiza tener mesas diferenciadas pero un solo proceso de paz.

Con la formalización de las conversaciones con el ELN el proceso obtendría enormes ganancias:

• Se ampliaría el contenido de los acuerdos de paz con los puntos propios que aporta la agenda ya convenida con el ELN.
• Se fortalecería la participación e incidencia de la sociedad en el proceso.
• Se haría más probable adelantar los diálogos en cese bilateral de fuegos que es el pedido del propio ELN, de las FARC que llevan 8 meses en cese unilateral, y de la sociedad que ha levantado una voz muy fuerte al respecto.

Si el ELN sigue rezagado en iniciar los diálogos formales y haciendo alarde de fuerza:

• Se acentuará la incredulidad de la sociedad en un final efectivo del conflicto armado.
• Se dificultará el cumplimiento e implementación de los acuerdos en territorios y regiones por la continuidad de la guerra.
• Se podrán producirían mensajes de guerra que motivaría la posibilidad de continuidad de la lucha armada restándole fuerza a los alcances del proceso de paz.

No puede el propio ELN condenarse a un tratamiento residual después de que la opinión nacional e internacional, al darse la firma con las FARC, dan por terminado el conflicto armado interno en Colombia. Por la información que se tiene, ofrecida por las dos partes, Gobierno y ELN, todo está acordado para salir de la fase exploratoria y pasar a la fase formal de los diálogos. ¿Qué impide que se dé este paso?

Gobierno e Insurgentes deben reconocer el derecho de la sociedad a tomar iniciativa sobre un paso tan largamente anunciado pero que no se produce. Inclusive el Consejo Nacional de Paz puede, en ejercicio de sus funciones legales, hacer recomendaciones al gobierno nacional sobre este delicado asunto que de no solucionarse a tiempo pondría en grave riesgo el posacuerdo en varias regiones del país.

Presidencia Colegiada de Redepaz

Luis I. Sandoval M, Luis Emil Sanabria Durán, Gladys Stella Macías, Jesús Vargas Archila.

Compartimos la carta sobre la participación de las mujeres en la misión política de la ONU que monitoreará el Acuerdo de Paz entre el Gobierno colombiano y FARC-EP, que fue firmada por más de 28 organizaciones de la sociedad civil e investigadoras/activistas de Latinoamérica y otros países.

 

 

 

 25 de febrero de 2016

S.E. Sr. Kim Won-soo
Alto Representante Interino para Asuntos de Desarme
Oficina de Asuntos de Desarme de las Naciones Unidas
Nueva York


                                                              Re: Participación de las mujeres en la misión política de la ONU


Apreciado Alto Representante,


Considerando lo cerca que estamos de la fecha en la cual se espera que el Gobierno
Colombiano y FARC-EP firmen el acuerdo de paz, queremos expresar nuestra visión con
respecto a la dejación de armas. Este asunto ha sido mencionado en la sección Fin del
Conflicto del Acuerdo para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz
Estable y Duradera, sin embargo notamos que es uno de los puntos menos desarrollados
del proceso.

En este sentido, aplaudimos el establecimiento por parte de la ONU de una misión política
de observadores internacionales desarmados como un mecanismo que ayudará a
desarrollar este asunto crucial. Teniendo en cuenta que las preparaciones para la creación
de la misión ya han comenzado, le solicitamos que verifique que:

- La misión tenga igual número de mujeres y hombres.
- La misión incluya mujeres expertas en los temas de género, desarme y control de
armas ligeras y pequeñas.
- La misión tenga la agenda de Mujeres, Paz y Seguridad como parte de su mandato.
En años recientes, grupos de mujeres en varios lugares del mundo han jugado un papel
fundamental en las iniciativas de desarme. Las mujeres han:
- motivado a los combatientes a dejar sus armas.
- monitoreado que las armas pequeñas y ligeras sean transportadas, almacenadas y
destruidas de forma segura.
- garantizado que las necesidades de las mujeres combatientes sean tenidas en cuenta
durante el proceso de DDR.
- desarrollado investigaciones empíricas y proyectos en el terreno que incorporan
plenamente las consideraciones materiales y simbólicas que la dejación de armas tiene para
combatientes y civiles.

La participación de las mujeres en la misión es también una manera de cumplir
compromisos existentes, tales como:
S/RES/2242 (2015), la cual insta a las entidades de la ONU a implementar la agenda de
Mujeres, Paz y Seguridad; e insta al Departamento de Operaciones de Mantenimiento de la
Paz y el Departamento de Asuntos Políticos a que redoblen sus esfuerzos para incluir
plenamente la experticia técnica sobre género en todas las etapas de planeación y
ejecución de las misiones.
S/RES/2122 (2013), la cual insta a los Estados Miembros y a las entidades de la ONU a que
aseguren la participación plena de las mujeres en actividades para combatir y erradicar la
transferencia ilícita y el uso indebido de las armas pequeñas y ligeras.

Finalmente, queremos recordarle que a través de la S/RES/2106 (2013) los Estados
Miembros de la ONU observaron que las armas convencionales pueden ser usadas para
cometer o facilitar actos graves de violencia de género o actos graves de violencia contra
las mujeres. Este reconocimiento hace visible las implicaciones de género del uso
inadecuado de las armas y muestra lo mucho que se ha fortalecido nuestro conocimiento
sobre la violencia armada en los últimos años.

Esperamos que a través de sus buenos oficios se construya una misión que tenga en
cuenta estos compromisos y saberes.

Cordialmente,
Asociación para Políticas Públicas APP, Argentina
Campaña Colombiana contra Minas, Colombia
Casa Cultural Tejiendo Sororidades, Colombia
Center for Peace Education, Filipinas
Centro de Derechos de Mujeres CDM, Honduras
Centro de Estudios sobre Justicia y Participación CEJIP, Bolivia
Coalición Latinoamericana para la Prevención de la Violencia Armada CLAVE
Colectivo de Mujeres Pazíficas, Colombia
Consejo de Investigación en Desarrollo CID, Guatemala
Corporación Humanas, Colombia
[Des]arma México
Fundación Arias para la Paz y el Progreso Humano, Costa Rica
Fundación de Estudios para la Aplicación del Derecho FESPAD, El Salvador
Grupo de Mujeres de San Cristóbal de las Casas, México
Instituto Caribeño para el Estado de Derecho ICED, República Dominicana
Instituto de Enseñanza para el Desarrollo Sostenible IEPADES, Guatemala
Instituto de Estudios de la Mujer Norma Virginia Guirola de Herrera CEMUJER, El Salvador
Instituto de Estudios Legales y Sociales del Uruguay IELSUR, Uruguay
Instituto de Seguridad y Derechos Humanos, Perú
Instituto Igarapé, Brasil
Pax Christi-Miriam College, Filipinas
Promundo, Brasil
Red Centroamericana para la Construcción de la Paz y Seguridad Humana REDCEPAZ
Red de Activismo e Investigación por la Convivencia REACIN, Venezuela
Red Nacional de Iniciativas Ciudadanas por la Paz y contra la Guerra REDEPAZ, Colombia
Red Nacional de Mujeres - Nodo Cali, Colombia
Servicio Paz y Justicia SERPAJ, América Latina
Taller Abierto, Colombia
Activistas e investigadoras independientes:
Adriana Medina, candidata a doctorado City University London, Reino Unido
Luisa Dietrich, investigadora, Colombia
Mariana Mosteiro, candidata a maestría, Universidad Nacional del Litoral, Argentina
Natahsa Leite, investigadora, Brasil
Norma Lucía Bermúdez, activista, Colombia
Rita Santos, Centro de Estudios Sociales, Universidad de Coimbra, Portugal
Sofi Ospina, activista, Colombia
Yoana Nieto, candidata a doctorado, University of Hull, Reino Unido

Más de 80 delegados y delegadas de municipios de Cundinamarca, Casanare, Arauca, Meta y Boyacá, y de las localidades de la ciudad de Bogotá, D.C., en representación de iniciativas territoriales de paz y de Organizaciones No Gubernamentales vinculadas a REDEPAZ, nos reunimos los días 21 y 22 de enero en la hermosa ciudad de Paipa, Departamento de Boyacá, con la firme convicción de que el sueño de superar la confrontación y construir paz integral se está haciendo realidad.

Recibimos previo al desarrollo de esta asamblea, desbordada de afectos, la alentadora noticia de que la Mesa de Conversaciones Gobierno-FARC-EP ha enviado a la ONU y al CELAC, comunicación oficial invitándolos a asumir la responsabilidad de verificar el proceso de cese bilateral de fuegos, terminación del conflicto y dejación de armas, lo cual demuestra que muy pronto el país y el mundo recibirán la extraordinaria noticia de que se ha llegado a un acuerdo definitivo sobre el fin del conflicto armado. La confianza depositada por las partes en estos organismos internacionales seguramente será refrendada por toda la comunidad internacional y por supuesto por toda la sociedad colombiana que quiere la paz. Desde la sociedad y el movimiento ciudadano de paz adelantaremos la veeduría social del proceso como se viene haciendo con el cese unilateral de fuegos emprendido por las FARC-EP hace precisamente seis meses.

Reconocemos la decidida voluntad del Presidente de la República, Doctor Juan Manuel Santos para sacar adelante el proceso de paz política, y respaldamos su decisión de Decretar la prohibición de Porte de Armas por parte de los civiles. El monopolio definitivo de las armas por parte del Estado, con garantías para todos, será pieza importante en la construcción de una cultura de paz y reconciliación.

Insistimos desde esta tierra boyacense, símbolo de la independencia y escenario de batallas bajo el mando del Libertador Simón Bolívar, que ES LA HORA DE LA PAZ, que el proceso que le pondrá fin al conflicto armado debe ser integral e incluyente. Hacemos un llamado al Ejército de Liberación Nacional para que cesen los ataques a la población civil y prestando atención al clamor popular de paz integral, se disponga junto con el gobierno nacional, quien debe también avanzar en el desmonte de las políticas de criminalización y persecución de la protesta social, sin mas dilaciones, instalar la MESA DE DIÁLOGO que construya caminos de entendimiento para ponerle fin a la confrontación armada. El cese bilateral de fuegos debe incluir a las fuerzas armadas oficiales, a la insurgencia de las FARC-EP que se disponen a la firma de los acuerdos de paz y al ELN que debe comenzar en corto plazo su propio proceso de diálogo formal. No hay duda, hoy mas que en ningún otro momento de nuestra historia, el camino de construcción democrática, justicia social y equidad, pasa por superar el conflicto armado y erradicar el uso de las armas de las prácticas políticas.

La paz también exige el desmonte definitivo de prácticas corruptas y excluyentes, y el fortalecimiento de planes, programas, proyectos y presupuestos tendientes a retomar en manos del Estado, la prestación de bienes y servicios, y el aprovechamiento responsable de los recursos naturales renovables y no renovables que garanticen la soberanía, el desarrollo humano y la justicia social.

Redepaz considera de vital importancia que se avance desde ya en la búsqueda de caminos de diálogo, sometimiento a la justicia y medidas efectivas para ponerle fin a las bandas criminales, a todo tipo de rezagos de grupos criminales que persisten en atentar contra lideres y lideresas sociales y políticos que adelantan legítimamente la protesta social, defensores de Derechos Humanos y constructores de paz.

Es la HORA DE LA PAZ, es el momento de desatar el más amplio y profundo proceso de participación ciudadana en todo el territorio nacional, que haga posible que el poder de decisión del pueblo colombiano construya colectivamente los planes de desarrollo locales (municipales y departamentales), que hagan posible que en los próximos cuatro años de gobierno, la paz sea una realidad nacida y recreada con la voluntad popular. Los acuerdos que se firmarán entre el gobierno nacional y las insurgencias, y los sueños de justicia social, desarrollo sustentable y vida digna, serán realidad solo en la medida en que la fuerza de la paz nos involucre a todos y todas.

Los Consejos Nacional y Territoriales de Paz, junto con los Consejos de Planeación y de Justicia Transicional y otras instancias locales están llamados a trabajar conjuntamente para volcar la sociedad a la paz.

Redepaz hace un amplio llamado a construir una voluntad nacional de paz que asegure la victoria de la paz al momento de la validación de acuerdos en votación general.

Las mujeres y jóvenes en todos los espacios sociales, étnicos y territoriales han de jugar un papel de primera línea en la construcción de la paz. Las victimas son actores centrales de la paz, es preciso que se profundice la política publica de reparación colectiva y se acelere la política de restitución de tierras.

Saludamos el concurso de todos los actores de comunidad internacional a la paz de Colombia y manifestamos la disposición de la sociedad civil a coordinar esfuerzos e iniciativas.

Gran papel tendrán que jugar los nuevos gobiernos, los lideres y lideresas sociales, políticos y económicos en la elaboración de los planes de desarrollo y la generación de pactos locales que le pongan fin a las violencias en todas sus manifestaciones y nos conduzcan por el camino de la solidaridad, el amor, el respeto y la felicidad.

Paipa, Boyacá. 21 de enero de 2016.

Presidencia Colegiada

                                                                                                      iasapax-christi-international                                                    clave