CARTA ABIERTA NEGOCIADORES DE PAZ GOBIERNO-ELN PAISES GARANTES

thum-simon-bolivar3thum-consejo-medellinthum-consejo

CARTA ABIERTA NEGOCIADORES DE PAZ GOBIERNO-ELN PAISES GARANTES

Foto: AFP.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Señores:

Juan Manuel Santos C

Presidente de la República

Frank Joseph Pearl G, José Noé Ríos M, Jaime Avendaño L, Eduardo Herrera B, Paola A Celis S,Juan Esteban Ugarriza

 

Negociadores del Gobierno Nacional ante el ELN

Señores:

Nicolás Rodríguez Bautista

Comandante el ELN

Antonio García, Pablo Beltrán, Omaira Elena Vázquez, Manuel Gustavo Martínez, Jaime Torres, David Cañas Cajiao

 

Señores:

Dag Nylander, Hilde Salvesen, Torleif Kveim

Garantes Gobierno de Noruega

Juan Meriguet

Garante Gobierno de la República de Ecuador

Carlos Eduardo Martínez, Ramón Rodríguez C, Carola Martínez

Garantes Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela

Raúl Vergara Meneses

Garante República de Chile

Rodolfo Benítez V, Abel García R

Garantes República de Cuba

 

Respetadas y respetados negociadores de paz y garantes proceso de paz gobierno nacional-ELN.

Reciban ustedes el mayor reconocimiento de parte de la sociedad colombiana por los esfuerzos adelantados en la búsqueda de la paz y la reconciliación nacional.

Desde hace varias décadas, la sociedad colombiana ha venido manifestando su exigencia y compromiso con la búsqueda del fin del conflicto armado interno y la construcción de la paz integral a través de una diversidad de manifestaciones: en octubre de 1996, los niños y niñas manifestaron en las urnas la necesidad de que los adultos respetaran sus derechos, en especial los derechos a la vida y a la paz, en 1997, diez (10) millones de colombianos y colombianas mandatamos el fin del conflicto armado y el cese de todas las acciones en contra de la población civil y desde 1987 de manera ininterrumpida, importantes sectores de la sociedad colombiana organizamos y participamos de la Semana por la paz. Foros, marchas, seminarios, encuentros, actos culturales, caminatas, actos simbólicos, procesos de resistencia por la paz, procesos de participación ciudadana por la paz, etc., han marcado el accionar multicolor de la sociedad colombiana por la paz integral y la reconciliación en las últimas tres décadas.

El 30 de marzo del presente año, el Gobierno Nacional y el ELN dieron a conocer la agenda a través de la cual se llegaría a un acuerdo para ponerle fin a la confrontación armada entre el ELN y el Estado colombiano y para acordar las transformaciones políticas en búsqueda de una Colombia en paz y equitativa. Hecho que generó gran expectativa por el compromiso político, social y humanitario de las partes haciendo eco de la voz de la sociedad y el clamor de las víctimas.

Estamos ad portas del cierre definitivo del conflicto armado interno con las Fuerzas Armadas Revolucionarios de Colombia FARC – EP y la posibilidad que esto mismo suceda con el ELN. Como siempre, desde la sociedad civil, nos preparamos para respaldar, apoyar y participar con iniciativa y sin vacilaciones en los escenarios que para ello disponga la mesa de conversaciones y recibimos con beneplácito el papel que se le asigna dentro de los seis puntos acordados, a la participación ciudadana y comunitaria y el tratamiento a los derechos de las víctimas.

Para el desarrollo de la agenda las partes se han comprometido con el pueblo colombiano públicamente y sin otras consideraciones a:

1. Instalar una mesa de conversaciones pública en Ecuador

2. Las sesiones de la mesa se realizarán en Ecuador, Chile, Brasil y Cuba. Estos países junto con Noruega serán los garantes.

3. Adelantar conversaciones directas e ininterrumpidas entre las delegaciones de Gobierno y el ELN

4. Ejecutar con la mayor celeridad y rigurosidad la agenda

A cuatro (4) meses de haberse firmado dicho acuerdo y de haber sembrado la esperanza en un futuro mejor sin violencia en la política con el anuncio del pronto inicio de la fase pública, nos llena de incertidumbre y desconsuelo que dichas promesas pactadas bajo el testimonio de delegados de los países garantes, no se hayan materializado aún.

Somos conscientes que las partes mantengan diferencias sustanciales tanto políticas como ideológicas, y que atreverse a adelantar diálogos de paz en medio de la confrontación, siempre pondrá sobre la mesa y fuera de ella, algún tipo de reclamo, sobre todo, si dicha confrontación, como es el caso, afecta a la población civil.

Señoras y señores, ya ustedes han pactado una agenda, ya se han construido unas confianzas, ya el proceso cuenta con gobiernos amigos que sirven de anfitriones y garantes, y hay un pueblo que cada día se convence más de las bondades de las negociaciones de paz. De Ustedes depende que esta sociedad que ha soportado la exclusión y la violencia, crean en la posibilidad real de un país mejor como proyecto nacional.

Hoy más que nunca, estamos convencidos que la solución pacífica y negociada del conflicto armado es posible. Este es el único camino que nos conducirá prontamente a la reconciliación, pues posibilitará la generación de espacios democráticos para las transformaciones sociales, económicas y políticas que requiere el país.

Frente a la dilación en la instalación de la mesa pública de conversaciones, los instamos a: retomar los canales de entendimiento; dar inicio, conforme fue su promesa pública, a las conversaciones directas e ininterrumpidas; tratar en un escenario propio de la mesa, de forma expedida y sin aplazamientos, las diferencias y la búsqueda de acuerdos encaminados a excluir a la población civil del conflicto armado; desescalar la confrontación armada y verbal, garantizando la vida, la dignidad y la libertad de los colombianos frente a conductas tales como el secuestro, la desaparición forzada, los ataques contra la población y su infraestructura económica y la judicialización de la protesta social; y, promover un ambiente de respeto de la participación ciudadana y comunitaria sin calificativos o señalamientos. Al instalarse la mesa podría iniciar la conversación, abordando el tema de situaciones y dinámicas humanitarias.

En estos momentos, cuando el país se prepara para votar el plebiscito refrendatario del Acuerdo Final de la Mesa de La Habana, el inicio de la fase pública de las negociaciones Gobierno-ELN, se convertiría en un potente dinamizador de la participación de la sociedad civil en la búsqueda de la paz completa y sostenible, viabilizando un elemento medular de su negociación específica.

El llamado es a retomar sin vacilaciones la senda del entendimiento civilizado, de la negociación de la agenda pactada y de las garantías para una cabal participación de la sociedad en el proceso.

Atentamente,

Red Nacional de Iniciativas Ciudadanas por la Paz y Contra la Guerra – REDEPAZ, Iniciativa de Mujeres por la Paz-IMP, Pastoral Social de la Conferencia Episcopal de Colombia, Campaña Colombiana contra Minas antipersonal, Corporación Nuevo Arco Iris, Confederación General del Trabajo-CGT, Corporación “Aguachica Modelo de Paz”, Fundación para la Paz de La GuajiraFUPAZGUA, Red de Madres Por la Vida, Red de Mujeres de Montes de María - NARRAR PARA VIVIR, Confederación Nacional de Acción Comunal, Fundación Paz y Reconciliación, Asociación Viudas víctimas de la violencia unidas por la paz - VIUNPA, Fundación para el Desarrollo Humano Comunitario –FUNDEHUMAC, Movimiento social discapacidad Colombia – MOSODIC, MENCOLDES, Asociación ABC-PAZ, Fundación para la Reconciliación, Colectivo de Abogados José Alvear R – CAJAR, Fundación Domo Internacional para la Paz – DOMOPAZ, SISMAMUJER, Instituto Popular de Capacitación – IPC, Campaña “Por una paz completa”, Programa “Puentes para la paz”, Casa de paz para la mujer, Corporación de mujeres víctimas del conflicto armado “Cacica Guaitipan”, Asociación de jóvenes por el Guaviare, Procesos comunales por el Caquetá, Asociación de mujeres campesinas cabeza de familia y empresarias “CAFÉ”, Mesa por la Vida de Medellín, Corporación Las Sabinas, Fundación TierraPatria, Asociación de mujeres tejiendo paz con justicia social de Magangué, Organización Waywmunsurat “mujeres tejiendo paz”, Fundación Nueva Tierra, Asociación Afrocolombiana Damos Vida, Fundación para la paz del sur de Colombia “Bitácora Ciudadana”, Fundación Aldea Global, Madres por la Vida de Buenaventura, Fundación Manglares y Raizales del Pacífico, Consultiva de mujeres distrital-Buenaventura, Red de mariposas construyendo futuro, Consejo Comunitario La Gloria, Mesa de Víctimas de Buenaventura, Asociación de mujeres lideresas del pacífico colombiano ASOLIPNAR-Nariño, Cabildo Indigena Popayán de Canalete, JAC vereda punta verde de Planeta Rica, Fundación Sin Fronteras, Red de organizaciones sociales de mujeres de cordoba ROSMUC, CETAP Montería estudiantes de la ESAP Córdoba, Consejo Comunitario de familias afrodescendientes de Tierralta, Fundación Integral Tierralta construye paz, Jóvenes constructores de paz de Redepaz, Resguardo Indigena Zenú Alto San Jorge, Fundación Zenderos, Corporación Vida en Primavera - CORVIPRI, Un Millon de Mujeres de Paz, Fundación TAPISKA, Asociación de mujeres víctimas de Bolívar, Organización Tejiendo Paz con Justicia Social, Asociación de víctimas de Tiquisio Nuevo, Asociación de Víctimas de San Fernando-Bolívar, Asociación de víctimas La Prosperidad, Proceso Ciudadano por Tiquisio, Asociación de desplazados de Quebrada del Medio, Asociación Nacional de VictimasGERMINAR, Asociación de Víctimas NAZAKIWI “El poder de la Unión”, Asociación NASA, Mesa por la convivencia y la Paz de Nococlí, Asociación de Trabajadores Campesinos del Carare-ATCC, Movimientos Campesinos Sin Tierra- Comuneros de Santander, Escuela Popular Constituyente de Antioquia, Ataco sujeto de Reparación, Asamblea Municipal Constituyente del Retiro, Asamblea Municipal Constituyente de La Argentina, Mesa de Participación de Víctimas San Juan Nepomuceno, Corporación TRANSFORMANDO, Corporación PRODESAR, Corporación CORFACOL, Asociación para la reconciliación paz y amor para la sociedad ARPAS, Fundación AFRODEVIC-GIRON, Asociación de desplazados de Lebrija, Red Regional Agua para la Vida departamento de Santander, ASODEVIMO, Asociación MOGOTES PUEBLO SOBERANO (primer premio nacional de paz), Asociación Acueductos Veredales de Santander, METNCORPADES, Asociación Colombiana por la reconciliación y la paz de las víctimas del conflicto armado- REVPAZ, Fundación para una Nueva Vida - FUNUVIDA.

Iván Cepeda V, Jhon Jairo Salinas, Luis Eduardo Celis, Gladys Stella Macías, Álvaro Jiménez M, Luis I Sandoval M, Yolanda Zuluaga, Luis Emil Sanabria D, Mons. Héctor Fabio Henao, María Fernanda Carrascal, Jaime Gutiérrez Ospina, Alba Luz González Martínez, Carlos Mario Perea Restrepo, Rafael Mesa P, Jesús Vargas A, Dorys Ardila, P. Leonel Narváez, Ana Teresa Bernal M, Adriana Rodríguez, Luis Guillermo Pérez, José Manuel Menco, Aldemar Díaz Zúñiga, Alfonso Romero, Jhon Elver Berrio, Mario Alejandro Lemus M, Ramiro Reyes, Orlando Zapato, Baltazar Castañeda, Lucindo Vidal, Fidel Noguera, Armando Herrera, Rafael Mesa P, Oscar Goyeneche, Ofelia Afanador C, Carlos Alberto Monsalve, José Jaimes Gutiérrez, H. Gabriel Rondón O, Jaime Zuluaga, Jaime Galarza S, Jefferson Jaramillo, José Aristizabal.

 

Remite: Carrera 10 N° 19 – 65 oficina 905, Bogotá D.C.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Luis Emil Sanabria Durán Representante Legal - REDEPAZ

Last modified on Jueves, 04 Agosto 2016 04:00

                                                                                                      iasapax-christi-international                                                    clave